Para el autor de este texto la carrera de arquitectura es como una escalera, que debes ir subiendo poco a poco desde el primer escalón hasta el último. Para ello, Alberto Campo Baeza nos da ciertas respuestas a preguntas que todos los que queremos ser arquitectos nos preguntamos.

¿Quiénes son Arquitectos?

El autor saca 3 sustantivos claves que definen a un Arquitecto. Un arquitecto es un creador, pensador y constructor. ¿Por qué? Porque para conseguir ser un arquitecto tienes saber crear en tu mente unas ideas de lo que quieres hacer. Luego, pensar como vas a llevar acabo esas ideas, y por último, construirlas.

Un arquitecto debe saber crear entornos que además de servir para las funciones que se le piden, lleguen a ser espacios capaces de conmovernos.

“Ser arquitecto es ser alguien capaz de convertir una casa en un sueño.”

¿DÓNDE se puede estudiar la carrera de arquitectura?

La autora del texto recomiendo la UPM (Universidad Politécnica de Madrid) ya que ella fue alumna de esa universidad. La universidad de Madrid tiene un gran prestigio dentro de España, pero fuera también.

Yo en mi caso (aunque solo lleve dos semanas en ella) recomendaría la UPV (Universidad Politécnica de Valencia) ya que para mi es una escuela con unas instalaciones perfectas y donde se te enseña y motiva a la misma vez.

¿CÓMO se estudia arquitectura?

En el texto se deja bien claro que, si quieres estudiar arquitectura, necesitaras ESFUERZO personal. Estoy de acuerdo, porque es una carrera muy vocacional, y “lo que uno quiere, algo le cuesta”.

En este apartado la autora opina sobre las asignaturas que para ella son las más importantes: Proyectos, Estructuras, Historia y Construcción. En este apartado aun no soy capaz de debatir, ya que solo llevo dos semanas como estudiante, pero por los argumentos que ha dado la autora, creo que en un futuro opinare parecido a ella.

ANTES de empezar, ¿Qué se puede ir haciendo?

La autora apunta varias cosas que recomienda hacer antes de empezar la carrera de arquitectura. DIBUJAR, FOTOGRAFIAR, PENSAR, ESCRIBIR Y LEER.

En mi experiencia personal debo de reconocer que, aunque me gusta mucho dibujar, en mi tiempo libre no lo hacía, ni tampoco escribía.

Pero es verdad que siempre me ha llamado la atención la fotografía artística, ya que pienso que con una simple foto, puedes contar muchas cosas. También me gusta pensar mucho, sobre las formas y los sentimientos que hay en mi entorno.

A la hora de leer, a mi nunca me ha gustado leer libros, pero si que me encanta leer revistas y artículos de diseño.

APTITUDES. Cómo saber si se sirve o no para ser arquitecto.

La autora recomienda un tipo de entrenamiento, el cual me ha parecido muy interesante. En este se plantea que pienses, crees y construyas una maqueta de la casa de tus sueños. Esta claro que nadie lo haremos perfecto, porque para ello estamos estudiando, para aprender hacerlo. Pero creo que puede llegar a se curioso, cuando en un futuro lo veamos y digamos “Bua aquí no tenía ni idea de lo que estaba haciendo” o “Esta parte la hice bastante bien”.

SALIDAS que tiene la carrera.

Esto es un tema que siempre se comenta cuando dices que vas a estudiar arquitectura, y mas hoy en día, ya que la gente cree que cuando acabas arquitectura solo puedes trabajar como arquitecto.

Pues como bien dice la autora, con tu titulo de arquitecto tienes muchas salidas laborables, por ejemplo, yo he tenido profesores de matemáticas o informática que tenían la carrera de arquitectura, y que por distintos motivos, no habían podido trabajar como arquitectos. Con esto quiero decir que, con esta carrera tan completa, nunca puedes imaginarte donde trabajaras.

La autora nos recomienda que cuando se acabe la carrera nos pongamos a trabajar con un buen arquitecto, con un arquitecto famoso, con otros compañeros de la misma edad o por solitario. Además, también nos recomienda que sigamos formándonos y sigamos creciendo como arquitectos.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

 

El texto acaba con un pequeño resumen de todo lo anterior y con una frase que tenemos que tener clara: “En definitiva, merece la pena SER ARQUITECTO”